Los viajes por carretera son una forma estupenda de explorar nuevos lugares y disfrutar de la naturaleza. Sin embargo, también pueden tener un impacto negativo en el medio ambiente. Por eso, aquí te presentamos algunos hábitos ecológicos que puedes adoptar durante tus viajes para reducir tu huella de carbono. Recorrer el país en tu propio vehículo es una manera económica de viajar, pero puede tener un impacto negativo sobre el medio ambiente.

La buena noticia es que puedes convertir tus paseos en viajes ecológicos si tomas algunas previsiones para mejorar el aprovechamiento de los recursos, disminuir la contaminación, mitigar el impacto de las visitas a ciertos paisajes vírgenes y disminuir, en general, tu huella de carbono. Muchas de las pautas, además, harán de tus viajes momentos más relajados y seguros, así que tómalas en cuenta cuando planifiques tus próximas vacaciones.

Planifica tu viaje con antelación. Esto te ayudará a elegir la mejor ruta y evitar los atascos, lo que te ayuda a ahorrar combustible y disminuir las emisiones. Si vas a rentar un vehículo, opta por uno eficiente. Los autos eléctricos o híbridos son una buena opción para reducir las emisiones y rentarlos no es tan caro como muchos piensan. Por el contrario, si vas a usar tu vehículo, debes realizar su respectivo chequeo y mantenimiento. Los neumáticos y el aceite en buen estado ayudan a ahorrar combustible y, sobre todo, a evitar accidentes en carretera. Seguridad contigo y con el medio ambiente.

Conduce de forma eficiente. Evita acelerar y frenar bruscamente, y mantén una velocidad constante siempre que sea posible. De esta manera ahorras combustible, disminuyen las emisiones y alargas la vida útil de tu vehículo. Evita conducir en horas pico. Los atascos aumentan el consumo de combustible. Compra alimentos y bebidas locales. Con esto ayudarás a reducir el impacto medioambiental del transporte, además de ser parte de la experiencia: descubrirás nuevos productos y sabores que quedarán en tu memoria por mucho tiempo.

Reduce tu consumo de plástico. Aprovecha la comodidad de viajar en tu transporte privado y lleva tu propia botella de agua y tus propios recipientes para alimentos. Recicla y composta. Mientras vayas conduciendo, pídele a tu familia o acompañantes que separen los residuos y al detenerse, busquen un sitio donde puedan depositar los desechos en contenedores adecuados para su reciclaje. La mayoría de los vecindarios ya separan residuos para reciclaje, pero en general las dependencias públicas y parques suelen tenerlos visibles y al alcance de todos.

Lleva una bicicleta o un patinete plegable, si tienes espacio. Esto te permitirá explorar los destinos a pie o en bicicleta, reduciendo así el uso del vehículo, además de facilitarte el transporte en lugares de difícil acceso. Opta por alojamientos ecológicos. Hay muchas opciones disponibles, como hoteles que utilizan energía renovable o campings que gestionan sus residuos de forma sostenible.

Apoya a las empresas locales. Comer en restaurantes locales y comprar productos de artesanía ayuda a apoyar la economía local y reduce las emisiones de transporte. Sé prudente y obedece las señalizaciones. La mayoría de los destinos más exóticos y las reservas naturales tienen una normativa pensada para minimizar el impacto del turismo y para evitar el riesgo de accidentes. Si sigues las indicaciones, tendrás un paseo más seguro.

Tomando estos consejos, puedes ayudar a proteger el medio ambiente y disfrutar de un viaje por carretera más sostenible y seguro. Pero si sufres algún imprevisto, recuerda que puedes comunicarte con nosotros a través de Instagram, Facebook, llamarnos a (866) 424-3683, o visitarnos en 13801 Bruce B Downs Blvd Ste 404, Tampa, Fl 33613.

#EconomíaCircular #Sostenibilidad #Ecoviajes #ViajesPorCarretera #Accidentes #AccidentesViales