¿Te ha pasado que estás tan pendiente de llegar a tiempo al trabajo que te pones nervioso y conduces más rápido? ¿O que llegas tan cansado del trabajo que no puedes evitar cerrar los ojos al volante? Ese tipo de accidente se llama in itinere y se considera un accidente laboral

 

Los accidentes in itinere son aquellos que se producen en el camino de ida o vuelta al trabajo. Se exceptúan aquellos casos en los que el trabajador haya interrumpido o modificado el trayecto por causas ajenas al trabajo, ya que se rompe el nexo causal.

Asimismo, el exceso de velocidad, así como los atajos y maniobras peligrosas para ahorrar tiempo, se cuentan entre las principales causas de accidentes de trabajo in itinere.

¿Cómo evitarlos?

Planifica tu recorrido con tiempo

Ten en cuenta la posibilidad de imprevistos, el tráfico, inclemencias meteorológicas, etc., de forma que tengas tiempo suficiente para llegar tranquilo. Si aún así llegas tarde, relájate, mejor llegar tarde que nunca.

Ten cuidado con el exceso de confianza

“Siempre hago esto y no pasa nada”, – hasta que pasa.

Tomar riesgos al volante por exceso de confianza es otra de las causas más frecuentes de accidentes, cuando uno se dirige a su puesto de trabajo.

No te confíes, respeta siempre las normas de circulación y evita la conducción imprudente y cualquier maniobra que pueda ponerte en riesgo y/o constituir un delito.

Cuida el descanso

El cansancio está relacionado con muchos de los accidentes in itinere. Cuando no has dormido lo suficiente o estás trasnochado (ya sea por una fiesta o por volver a casa tras una jornada estresante y maratónica), tu capacidad de respuesta disminuye.

Planifica tu tiempo para dormir 7 u 8 horas (cada persona tiene unas necesidades de sueño), procurando que sea un sueño reparador.

Para ello conviene vigilar la higiene del sueño evitando ver la televisión, trabajar o utilizar computadoras, tablets o móviles antes de dormir, además, es mejor leer un libro, por ejemplo.

Otras medidas importantes de higiene del sueño para que tengas un descansado adecuado son:

  • No cenes demasiado pesado.
  • Desconecta del trabajo u otras obligaciones antes de dormir.
  • Practica algún deporte suave con frecuencia.
  • Realiza ejercicios de relajación o meditación antes de conciliar el sueño.
  • Durante la jornada laboral realiza descansos, evita el estrés y no trabajes más de 8 horas, así podrás volver menos cansado a casa.

Dale un break a las distracciones

Pasas el día conectado al celular o teléfono móvil, y cuando llega la hora de conducir tampoco te despegas de él pensando que leer uno o dos mensajes mientras conduces no es peligroso… ¡Piénsalo mejor!

Ya sea que vayas con retraso, o que esperes una llamada importante, usar el teléfono móvil mientras manejas es una de las causas importantes de estos accidentes. Sin embargo, ante una urgencia puedes utilizar un manos libres, aunque siempre será mejor que aproveches de olvidarte del móvil mientras conduces.

Además del móvil existen muchas otras distracciones que pueden desencadenar un accidente: fumar o comer mientras conduces, manipular el GPS o la radio, tomar algo de la guantera, etc.

Concéntrate en manejar y olvídate de ser multitasking por un rato.

 

Finalmente, si ya saliste tarde, no puedes hacer nada para volver el tiempo atrás, pero llenarte de angustia y desconcentrarte pueden generar una situación riesgosa quete afecte a tiy a tu empresa.

Recuerda que si tienes un accidente, puedes llamarnos o enviar un mensaje de texto 24/7 al (866) 4 Agente (866) 424-3683. También puedes escribirnos a [email protected]. Somos tus Agentes de Accidentes y estamos ubicados en 13801 Bruce B Downs Blvd ste 402 Tampa – Fl, 33613