Los accidentes en el estacionamiento ocurren con demasiada frecuencia. Te damos algunos consejos para que siempre estés alerta y puedas evitar desafortunados incidentes al aparcar.

No pienses que solo en calles y autopistas puedes chocar: increíblemente los accidentes pueden ocurrir hasta en los estacionamientos y, aunque son raramente graves, este tipo de accidente es igual de molesto, puede ser muy costoso y consume mucho tiempo.
Por esta razón, hemos reunido unos consejos para que no sufrirlo:

– Reduce la velocidad y anticipa las acciones de los demás conductores
– Recuerda a los peatones
– Mantén tu distancia
– Instala cámaras de retroceso
– Estaciona en lugares de fácil acceso
– Utiliza las luces direccionales
– Evita salir de compras en horas pico
– Ten paciencia

Reduce la velocidad y anticipa las acciones de los demás conductores

Aunque muchos de los accidentes en estacionamientos son a baja velocidad, siempre es bueno recordar que estás dentro de un espacio limitado, de circulación lenta, con paso frecuente de peatones. Cuando manejas a una velocidad baja o moderada, puedes anticipar mejor los obstáculos y peligros que hay en un estacionamiento.

Recuerda a los peatones

El análisis de datos oficiales de National Safety Council muestra que 9% de las muertes peatonales son producto de accidentes ocasionados al retroceder, por lo que conviene ser especialmente cauteloso al hacerlo, revisando todos los espejos para cubrir puntos ciegos y detectar peatones. Incluso cuando el peatón sale de improviso o es imprudente, es tu responsabilidad como conductor reaccionar a tiempo para proteger su vida.

Al ingresar en zonas de cruce peatonal, quita el pie del acelerador y ponlo en el freno. Esto reduce la posibilidad de cometer un error que pueda provocar un accidente.

Ten en mente que en un estacionamiento siempre pueden aparecer peatones, aunque de momento no hayas visto ninguno. Esto incluye a personas con paquetes que le dificulten la visibilidad, padres con cochecitos de bebé, niños que pueden salir corriendo de la mano de sus padres, etc. Pensar en ello te ayudará a anticipar tus movimientos y a ser más prudente al manejar.

Mantén tu distancia

Trata de mantenerte a cierta distancia del vehículo de adelante mientras estás transitando por el estacionamiento, pero también evalúa la distancia entre vehículos a la hora de estacionar. Las abolladuras y raspones en las puertas son fastidiosos y difíciles de evitar, pero si el lugar es lo suficientemente espacioso, posiblemente sea menos probable sufrir este tipo de daños. Los puestos estrechos o de difícil acceso multiplican la posibilidad de dañar tu carrocería, así que evítalos.

Instala cámaras de retroceso

Si tu vehículo no las tiene, es hora de que se las instales. Debes hacerlo con un profesional, aunque no son costosas y además es una inversión que vale la pena porque te ayuda a ver mejor el espacio trasero y calcular cómo aparcar, en especial si tienes un vehículo alto o SUV. Las cámaras traseras te ayudan a divisar peatones, animales y postes o barras metálicas, ayudando a evitar accidentes, abolladuras o rasguños, ahorrándote un mal rato.

Estaciona en lugares de fácil acceso

Cuando ocupas un espacio demasiado pequeño o en una ubicación incómoda, puede traerte problemas, ya sea al entrar o al salir. Procura estacionarte en lugares abiertos de los que puedas salir fácilmente y que no puedan ser bloqueados por otros vehículos.

Utiliza las luces direccionales

Avisar a los peatones y a los demás conductores los ayuda a anticipar tus pasos y a reaccionar oportunamente en caso de accidente, así que no olvides usar las luces direccionales o de cruce cuando debas girar dentro de un estacionamiento.

Evita salir de compras en horas pico

Tanto como sea posible, acude a los centros de compras habituales (supermercados, centros comerciales y de negocios, por ejemplo) en horarios poco concurridos. Ya sea que conozcas el movimiento del lugar o que consultes en apps de geolocalización la ocupación actual del sitio, lo ideal es evitarlos cuando hay convenciones, ferias, ofertas o incluso los fines de semana. Si no te es posible postergar tu visita a esos sitios en horas pico o momentos concurridos, solo sigue el resto de nuestros consejos y maneja con precaución.

Ten paciencia
Si estás esperando un puesto, ten paciencia y no presiones al conductor que está abandonando el lugar. Muchos conductores abalanzan su vehículo sobre el que está de salida con la intención de que se apresure, y eso puede generar una colisión.

Aunque tomes todas las precauciones del caso, siempre pueden ocurrir accidentes, por eso es importante que recuerdes siempre tener al día tu cobertura de accidentes y la información de contacto de Agentes de Accidentes, +1 866-424-3683.

*No somos médicos ni abogados. Nuestros comentarios no son consejos con base legal.